Theraplay®1 es una terapia de juego estructurada para niños y sus padres. El objetivo es incrementar el nivel de apego, autoestima, confianza en otros y alegre vinculación. Las sesiones son divertidas, físicas, personales e interactivas, replicando las interacciones normales y saludables entre padres y niños pequeños. Los niños han sido referidos por una gran variedad de problemas, incluyendo: retraimiento, depresión, comportamientos hiperactivos y agresivos, berrinches temperamentales, fobias y dificultades en la socialización y hacer amigos. También son referidos por varios problemas de comportamiento y problemas interpersonales resultado de retrasos evolutivos, trastornos generalizados del desarrollo y problemas de aprendizaje. Dado que el foco se halla en el apego y el desarrollo vincular Theraplay ha sido utilizado exitosamente durante muchos años con familias sustitutas y adoptivas.

Con este método, los patrones de interacción familiares han sido modificados y tanto escuelas como pediatras han reportado mejoras en el comportamiento y reducción en la sintomatología de los niños. Esencialmente las mismas técnicas de tratamiento durante períodos de tiempo mayores son utilizadas con niños con retraso madurativo, trastornos generalizados del desarrollo, o autismo. Ha sido nuestra experiencia que incluso en casos excepcionales en los cuales los padres o cuidadores del niño no pueden ser involucrados, Theraplay es aun así beneficioso para el niño.

Theraplay fue desarrollado en 1967 en el Theraplay Institute en Chicago, Illinois, EEUU. El método ha sido adaptado para el uso en grupos. Es utilizado como terapia y en diversos espacios incluidos jardines infantiles y escuelas en los Estados Unidos, Canadá, Europa, etc.

Plan de tratamiento básico

Las familias concurren al terapeuta de Theraplay durante una serie de 18-24 sesiones de 45 minutos semanales con cuatro o cinco sesiones cuatrimestrales de seguimiento durante un intervalo de un año. La primera sesión es una entrevista de recolección de información con los padres. La segunda y tercera son sesiones de observación utilizando el Método Marschak de Interacción (MIM, de sus siglas en inglés y como se referirá al mismo de aquí en más) en el cual el niño y uno de los padres realizan una serie de actividades interactivas juntos. Las interacciones son grabadas y más tarde analizadas por el/los terapeutas en preparación para una cuarta sesión con los padres. En esta sesión el terapeuta y los padres conversan acerca de sus observaciones de las interacciones y juntos concuerdan en un plan de tratamiento.

Las sesiones cinco a veinte involucran Theraplay directo con la familia, duplicando (más allá de la edad) el tipo de juego y comportamiento divertido por el medio del cual padres e hijos se conectan naturalmente. La interacción incluye estructuración, conexión, cuidado y actividades de reto en combinaciones guiadas por las necesidades y problemas individuales de cada niño y su familia. Después de cada 4-5 sesiones familiares se agenda un encuentro para que los padres y el terapeuta se encuentren sin el niño para discutir progresos y objetivos.

Los padres observan todas las sesiones de Theraplay y eventualmente entran en la habitación y se unen al Theraplay directamente. A menudo, y cuando así es posible, en el Instituto Theraplay de Chicago, se cuenta con dos terapeutas, uno a cargo de las interacciones con el niño y el otro que trabaja con los padres. Cuando ambos terapeutas están presentes , aquél que se encuentra con los padres observa junto a ellos las sesiones y discute los motivos para las distintas actividades, por ejemplo: incentivar el desarrollo de confianza y autoestima, construir un sentido de sí mismo como “querible”, desarrollar confianza, permitir experiencias placenteras, incentivar intimidad, desarrollar una imagen corporal positiva, fortalecer la coordinación perceptivo-motora. Esta discusión incluye medios para que los padres puedan implementar estas estrategias en su casa. Si solo un terapeuta se halla presente, estas discusiones toman lugar con los padres al final de cada sesión por teléfono o en un tiempo agendado a posteriori.

La sesión final termina con una fiesta de despedida. Cuatro sesiones de seguimiento son agendazas en períodos trimestrales con los padres y el niño durante los siguientes 12 meses. Un programa de Theraplay típico es de 24 sesiones (4 diagnosticas, 16 tratamiento y discusión y 4 de seguimiento.

Sesión Programa
1 Entrevista inicial con la madre y/o padre.
2 Uno de los padres y el niño participan en el MIM, una técnica
estructurada de observación intensiva de los formas en que padre e
hijo interactúan el uno con el otro. El terapeuta de Theraplay observa y
graba la sesión.
3 Lo mismo que 2
4 Sesión de feedback con ambos padres.
5,6,7,8 El terapeuta interactúa con el niño mientras los padres observan junto a
otro terapeuta o con el mismo terapeuta más tarde.
9 Padre-terapeuta se reúnen sin el niño para discutir progresos y
objetivos
10-15 Igual que 5-8 pero durante el último tramo de cada sesión los padres
entran a la habitación y se unen a las actividades.
16 Padres-terapeuta se reúnen sin el niño para discutir progresos y
objetivos
17-20 Igual que 10-15, más sesiones si se considera apropiado.
21-24 Sesiones adicionales y/o sesiones de seguimiento con los padres y el
niño con intervalos cuatrimestrales durante el año siguiente.

Plan de tratamiento para familias creadas como sustitutas o Adopción

Diferentes tipos de psicoterapia pueden ser de ayuda para el niño y familia adoptiva a lo largo del curso de la vida para tratar las problemáticas propias de la adopción o familias sustitutas. En el período de recolección de información y evaluación, el foco será puesto en las necesidades inmediatas del niño y su familia para determinar el plan de tratamiento apropiado. Estas necesidades pueden ser satisfechas por un tratamiento de Theraplay o de lo contrario se procederá a realizar la derivación indicada.

Theraplay puede ser un tratamiento temprano indicado para trabajar en el fortalecimiento de los vínculos: esto es especialmente importante en niños con un rango de edades desde el nacimiento a los 7 años, pero también puede aplicar a niños mayores. En reconocimiento a las típicamente mayores necesidades de los niños que han experimentado separación, trama, múltiples cuidadores o cuidado institucional, el período de tratamiento se extiende en el tiempo e intensidad. El tratamiento puede iniciarse con los componentes mencionados anteriormente y gradualmente incorporando elementos de procesamiento de la historia del niño y adaptación a la familia actual. Las sesiones pueden llegar a extenderse a una hora y media o agendadas con una frecuencia de dos veces por semana para permitir el procesamiento. Un período de tratamiento entre 12-24 meses es común. Un aspecto significativo del tratamiento es el apoyo de los padres mediante educación para asistirlos en las formas de respuesta al niño y en acondicionar el hogar en forma terapéutica.2

 


1 Marca registrada por “The Theraplay Institute”, 1840 Oak Ave., Suite 320, Evanston, IL 60201.

2 Traducción al Castellano (Argentina)/ Translation to Spanish (Argentina), Lic. Mariela Novas, Psicóloga, MN: 35814 - MP:94272 (Bs.
As)